Áreas de Intervención

Principales tratamientos donde se analiza y se trabaja lo que dificulta el bienestar.

La labor del psicólogo, es reunir y analizar sentimientos, pensamientos y emociones que generan dolor o dificultan el bienestar del paciente. El objetivo hacer que el sujeto se sienta lo más cómodo/a con el propósito de crear un buen vínculo y comenzar así el trabajo en la consulta.

Áreas de Intervención *pulsar para desplegar

Ansiedad
  • Si te cuesta dormir, cuando estas en la cama comienzas a dar vueltas, aparecen sensaciones corporales, que no te permiten conciliar el sueño, o te condicionan a que permanezcan despierto durante la noche y no consigues dormir.
  • Si no comes bien, duermes mal, o te despiertas en muchas ocasiones por la noche, o luego no puedes conciliar el sueño.
  • Siento síntomas corporales. En muchos casos aparecen contracturas musculares, o problemas digestivos.
  • Dejas de hacer cosas que anteriormente hacías, pero que ahora te causan malestar.
  • Te da miedo realizar cualquier tipo de actividad en la que te encuentres solo.

MÁS INFORMACIÓN

Depresión
  • Si durante el día te sientes triste o lloras con frecuencia.
  • Te sientes cansado durante mucho tiempo a lo largo del día.
  • Si aparecen la ganas de dormir en exceso.
  • Te ha cambiado el apetito, te calmas cuando comes, o comes en exceso, o ha disminuido tu apetito.
  • No tienes ganas de establecer relaciones sociales.
  • Has dejado de realizar actividades que antes te generaban bienestar y ahora no.
  • Sientes que no eres capaz de hacer nada.

MÁS INFORMACIÓN

Fobias
  • Si viajar en tren, metro, o acudir al medico, no te gustan los perros, las tormentas no te gustan, no te gusta volar, si todo ello te genera miedo.
  • Si al cabo del día piensas insistentemente en ello, no pudiendo sacarlo de tu cabeza.
  • Si el miedo te paraliza y no te dejar realizar tu vida cotidiana.
  • Si constantemente evitas situaciones sociales, y presentas huidas ante la aparición del miedo.
  • Cambias de recorrido en tu ruta normal de acudir al trabajo.
  • Si el miedo se inició con una situación concreta y ahora se ha generalizado.
  • El mero hecho de pensar en esa situación, te activa, sientes miedo, intentas evitar, presentas dificultades en la respiración.

MÁS INFORMACIÓN

Procesos de Duelo
  • Si has roto con tu pareja, o ha fallecido alguna persona de tu vida, o ha fallecido tu mascota.
  • No puedes hablar del tema y en todo momento evitas ver cualquier objeto que te recuerde los hechos.
  • No puedes cambiar nada de tu casa (momificación del espacio), ni mover objetos ni fotos, ni ropa.
  • Sales a la calle con dificultad.
  • No sigues tu rutina.
  • No te entienden, y todo lo que te comentan te parece una tontería.
  • Muestras irritabilidad, rabia o enfado.
  • Piensas que el dolor que sientes no va a desaparecer.

MÁS INFORMACIÓN

Trastorno obsesivo compulsivo
  • Tienes una idea en tu cabeza que no puedes sacar y se repite de forma continuada.
  • Si esa idea comienza con un gesto y va desarrollando, hasta convertirse en un ritual.
  • Sientes que si ese ritual sale mal, sucederá algo malo.
  • Presentas dificultades de concentración.

MÁS INFORMACIÓN

Hipocondría
  • No te gusta relacionarte con personas nuevas, eso te genera mucha ansiedad.
  • No expresa tu opinión de forma libre, sino que estás siempre pendiente de que te puedan juzgar.
  • Presentas momentos de irritabilidad y explosión emocional.
  • No te sientes bien con situaciones sociales.
  • En muchas ocasiones te sientes solo.
  • Cuando estas en una reunión con más personas temes que te puedas quedar sin tema de conversación.
  • Tienes miedo a que aparezca el rubor.

MÁS INFORMACIÓN

Fobia social
  • No te gusta relacionarte con personas nuevas, eso te genera mucha ansiedad.
  • No expresa tu opinión de forma libre, sino que estás siempre pendiente de que te puedan juzgar.
  • Presentas momentos de irritabilidad y explosión emocional.
  • No te sientes bien con situaciones sociales.
  • En muchas ocasiones te sientes solo.
  • Cuando estas en una reunión con más personas temes que te puedas quedar sin tema de conversación.
  • Tienes miedo a que aparezca el rubor.

Tipos de terapias que trabajo

Terapia Cognitivo-Conductual: Se trabaja en tres niveles diferentes, que se encuentra interelacionados. Trabajamos en primer lugar con la conducta del paciente, a nivel cognitivo, es decir que es lo que piensa y por último se trabajan las emociones, es decir que es lo que siente. Este tipo de terapia está estudiada y demostrado de una forma empírica que las técnicas que se utilizan en la misma, son eficaces en muchos tipos de patologías.

 

EMDR: “EMDR es la nueva terapia especialmente útil para la transformación de los recuerdos traumáticos. De forma revolucionaria ayuda a liberar la mente, el cuerpo y abrir el corazón. Es una forma de mirar a la conducta disfuncional, cuando se cree que su origen está en incidentes traumáticos del pasado. Cuando estos son identificados de forma sabia y hábil pueden ser procesados e integrados, lo que resulta en conductas funcionales y apropiadas”. (Parnell, 1997). Más información…

Metodología de trabajo

El método de trabajo se diferencia según el tipo de orientación que use el psicólogo. El objetivo es la potenciación del desarrollo global en el entorno del paciente. El propósito es que alcance y obtenga las herramientas necesarias que le faciliten funcionar de forma autónoma.

 

  • Se realiza inicialmente una hipótesis de trabajo, siempre dependiendo de cada paciente.
  • Se realiza una primera entrevista clínica, en la que se recoge información de la situación y las vivencias del paciente y de su vida diaria. A partir de ahí se le proporciona una batería de test, para contrastar la hipótesis de trabajo.
  • Se definen los objetivos terapéuticos y se le comunica al paciente los objetivos a lograr en la terapia.
  • Se trabajan las emociones, pensamientos, sensaciones, acciones y relaciones.

Durante el proceso terapéutico es conveniente que se genere una buena vinculación con el paciente para así conseguir que los objetivos planteados inicialmente tenga cabida en la nueva vida del sujeto.

 

La duración de la terapia depende del tipo de implicación que tiene el paciente y el de la cantidad de tiempo y trabajo que dedique a la terapia. No es suficiente con que se acuda a las sesiones, ya que en cada sesión se le da al paciente diferentes tareas para que vaya ejecutando en el tiempo existente entre sesión y sesión.

Compartir

Política de cookies

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información

You have Successfully Subscribed!